Agrupaciones ambientales y vecinos de Isla Riesco plantean su temor a las tronaduras