La “burbuja del carbono” en la economía global